Keys Las cadenas de bloques utilizan criptografía de llave pública para identificar al verdadero dueño de una cantidad de dinero. Cada usuario crea dos llaves cuando se une a una red, una llave pública y una privada.

La llave pública es como la dirección de correo electrónico que el usuario utiliza para recibir dinero. Si un usuario quiere enviarle dinero a otro, necesita conocer su llave pública. Las llaves públicas cumplen la función de permitir el envío de dinero.

Al igual que con la contraseña de un correo electrónico, la cual permite que el usuario inicie sesión a su cuenta y envíe correos desde ella, la llave privada le permite acceso a su dinero y le da la capacidad de gastarlo.

Es importante proteger a toda costa una llave privada, pues si cae en manos de cualquier otra persona, esa persona tendría libre acceso al dinero de la cuenta correspondiente.

Para aprender más sobre el tema, hay disponible un artículo de criptografía de llave pública en nuestra sección de tecnología.