El argumento “No tengo nada que ocultar” propone que acciones invasivas como los programas de vigilancia en masa del gobierno no amenazan la privacidad de la persona salvo que revelen actividades ilegales, en cuyo caso la persona cometiendo dichas actividades no tendría el derecho de mantenerlas privadas. Por lo tanto, alguien a favor de este argumento puede declarar “No tengo nada que ocultar” y así no expresar oposición a la vigilancia gubernamental. De acuerdo con el argumento, quien no tenga nada que ocultar no tiene que preocuparse por ser vigilado

Consideramos equivocado este argumento por las siguientes razones:
La privacidad no se trata de esconder, sino de proteger La privacidad no se trata de esconder, sino de proteger: Considérelo. ¿Le daría a cualquiera la contraseña de su correo electrónico y otras cuentas?, ¿dejaría que cualquiera leyera sus mensajes de redes sociales?, ¿le encantaría que alguien estuviera siempre al tanto de sus conversaciones, leyera su historial médico o lo acompañara a sus citas con el doctor?; ¿para qué usar cortinas en casa, o pantalones al salir a la calle?
La privacidad es un derecho humano fundamental La privacidad es un derecho humano fundamental: El derecho de todos a expresarse y congregarse libremente resulta fundamental aun cuando no se está llevando a cabo una protesta. Pasa lo mismo con la privacidad. Hay cosas que, instintivamente, se quieren mantener privadas; cosas como el voto, historial médico o información bancaria.
La falta de privacidad es perjudicial La falta de privacidad es perjudicial: Si los datos del usuario no están protegidos, es mucho más fácil que se le discrimine con base en sus datos personales o que se vea expuesto al robo o suplantación de identidad.
Los datos de información de ubicación pueden ser sensibles Los datos de información de ubicación pueden ser sensibles: Estos datos pueden revelar información sobre el usuario, como por ejemplo dónde vive, trabaja, hace las compras o se reúne con amigos. Todo smartphone moderno es capaz de determinar el domicilio y lugar de trabajo de su usuario a los pocos días de uso.
Las redes sociales acumulan muchísima información Las redes sociales acumulan muchísima información: Las páginas a las que un usuario les da like o las aplicaciones que utiliza en redes sociales determinan el tipo de publicidad que verá el usuario. Asimismo, su edad, género, ocupación y otro millar de detalles también se toman en cuenta para dirigirse más personalmente al usuario. Las redes sociales son ya la plataforma de marketing más exitosa, pues no solo pueden controlar la publicidad que muestran, sino incluso los precios a los que ofrecen sus servicios o productos.
Hasta el último dato cuenta: Hasta el último dato cuenta:: Algunas empresas guardan la cuenta de correo electrónico del usuario, algunas otras registran la ubicación de dónde compra o come. Algunos buscadores conservan historiales de búsqueda enteros conforme se van usando. Sumada, esta información puede formar una imagen casi completa del usuario; desde quién es hasta adónde va, qué hace y con quiénes habla. Si suena escalofriante, es porque lo es.

Por estas razones, el argumento “No tengo nada que ocultar” resulta tanto impreciso como irrelevante. Quienes creen que no tienen nada que ocultar están expresando que se consideran personas tan inocuas o poco interesantes que no les afecta en lo más mínimo que se les esté patrullando constantemente, lo cual, de conocer la realidad, les parecería inaceptable.

Aunque en la actualidad la privacidad del usuario se ve atacada a diestra y siniestra, existen muchas medios que le permiten protegerla. Hay algunos pasos sencillos de tomar que le permitirán retomar el control e incrementar drásticamente su nivel de privacidad:

  • Encriptar correos electrónicos, mensajes y llamadas.
  • Actualizar los ajustes de privacidad de dispositivos y software.
  • Empezar a utilizar herramientas y aplicaciones más seguras.
  • Aprender técnicas y metodologías avanzadas para proteger información.

Privacidad Lea nuestros artículos en la sección de privacidad para aprender más sobre cómo y dónde se ve comprometida su privacidad, y sobre las mejores prácticas y diferentes herramientas para proteger la privacidad.