Suele haber algo de confusión sobre lo que una billetera digital es capaz de hacer y no, por lo que abriremos esta lección discutiendo lo que no puede hacer. En general, es imposible comprar criptomonedas con la billetera; esa es la función de los centros cambiarios o exchanges. Todo centro cambiario le proporciona una billetera al usuario para que guarde en ella sus fondos hasta que decida retirarlos, pero las billeteras no suelen incluir un servicio cambiario.

Una billetera es un programa con cuatro funciones principales:

  • Generar, almacenar y administrar las llaves del usuario
  • Generar direcciones para recibir fondos
  • Mostrarle su saldo al usuario
  • Crear y firmar transacciones para enviar fondos

Wallet does in ES Wallet does in ES

La primera de estas funciones es la principal, y es el principal diferenciador de una billetera: genera, almacena y administra las llaves del usuario. Como se mencionó en el artículo sobre la identidad en la cadena de bloques, tener acceso a las llaves privadas significa tener acceso a sus fondos asociados.

El lugar donde el usuario resguarde sus llaves determinará la seguridad de sus fondos, así como la conveniencia de utilizarlos. En el caso de las billeteras casi siempre se debe sacrificar algo de seguridad a cambio de conveniencia y viceversa.

Si el usuario tiene disponibles fondos en su billetera móvil (su smartphone), estos son fáciles de gastar, pero no se encuentran seguros. Guardar grandes cantidades de dinero en una billetera de hardware es más seguro, pero también menos conveniente.

A continuación introduciremos una analogía que facilitará el entender el concepto de las llaves y la importancia de mantenerlas seguras.

La billetera como llavero

Para entender cómo funciona la billetera digital, es quizás más fácil considerarla como un llavero, así, y ya que llamarla billetera puede darle al usuario la idea equivocada, queremos dejar algo claro:

Nunca se almacenan fondos en la billetera, solo se almacenan las llaves para acceder a ellos.

La cadena de bloques registra la cantidad de monedas asociadas a un par de llaves específico (la identidad del usuario dentro de la cadena). La cadena conoce siempre los fondos de un par de llaves porque tiene almacenadas todas las transacciones que han ocurrido. Si alguien recibe 10 ZEN en una transacción y recibe 10 ZEN en otra, queda claro que el dueño del par de llaves tiene ahora 20 ZEN, lo cual puede verificarse en el historial de transacciones.

Wallet in ES Wallet in ES

Se necesitan las llaves almacenadas en la billetera para poder transferir fondos. Es por esto que un llavero resulta la analogía más adecuada. Si el usuario no controla sus llaves, no controla sus fondos. No es necesario saber a detalle cómo funciona cada herramienta para utilizar criptomonedas, pero sí es importante recordar que las llaves son el acceso a los fondos.

Las billeteras crean una nivel de abstracción que las hace más familiares y, además, se han ido haciendo más amigables con el usuario. Una billetera muestra al usuario su saldo, genera una dirección para recibir fondos con solo dar clic a un botón de “Depositar” o “Recibir y le proporciona una interfaz sencilla para enviar fondos. Solo es necesario indicar la dirección a la que se desea enviar fondos y la cantidad por transferir. El proceso de firma sucederá de manera automática al aceptar el envío de la transferencia.

¿Qué ocurre si el usuario pierde sus llaves?

Un sistema libre de permisos e intermediarios tiene sus consecuencias. Cualquiera puede unirse a la red y no es necesario registrarse ante ninguna autoridad central. Sin embargo, la facilidad de hacer las cosas de esta manera también hace responsable al usuario de la seguridad de sus fondos. No hay nadie que pueda recuperar una llave perdida, por lo que abundan historias en el internet sobre gente buscando bitcoins perdidas en discos duros antiguos. En realidad, lo que están buscando son las llaves para accederlas.

Si un tercero tuviera la capacidad de recuperar las llaves del usuario, tendrían al mismo tiempo la posibilidad de robarse sus fondos. Esto contravendría el principio de no confianza característico de una cadena de bloques.

Existe cierto tipo de mecanismo de recuperación integrado a muchas billeteras llamado frase mnemónica o frase de respaldo. Una frase mnemónica suele consistir de entre 12 y 24 palabras. Las palabras proporcionadas hacen posible la recuperación de tus llaves. La frase mnemónica se recibe al instalar y configurar la billetera, y es importante anotarla y guardarla en por lo menos en dos lugares separados y seguros.

Es de suma importancia entender que la frase de respaldo es tan importante como la llave privada misma. Si alguien accede a la frase de respaldo del usuario, puede también acceder a sus fondos para robarlos. Por esta razón, guardarla como una captura de pantalla o documento de texto en la computadora no es una práctica recomendable.

Resumen

Podemos concluir que una billetera es un programa que ayuda al usuario a administrar sus llaves y crear transacciones de manera sencilla. La billetera consulta la cadena de bloques para determinar cuántos fondos le pertenecen tras revisar el historial de transacciones. Para enviar fondos, la billetera redacta una transacción y la firma, lo cual significa que la encripta con la llave privada.

Lo exhortamos a probar nuestra billetera, Sphere by Horizen, y visitar nuestra Fuente ZEN para poner en práctica los conocimientos adquiridos en esta sección. Al visitar la fuente, obtendrá gratuitamente una pequeña cantidad de ZEN para realizar sus primeras transacciones con criptomonedas sin tener que llenar ningún tipo de registro. Solo instale la aplicación de Sphere by Horizen, cree una billetera (y escriba su frase de respaldo en un pedazo de papel), proporcione su dirección a la Fuente ZEN y a los pocos minutos tendrá sus primeras monedas para utilizar libremente.

Consulte nuestra nivel avanzado para una visión general sobre los diferentes tipos de billeteras.